INFORME DE AYUDA SOLIDARIA DE LA COMUNIDAD MUSULMANA A LAS VICTIMAS DE LOS ÚLTIMOS INCENDIOS ZONA CENTRO-SUR

[huge_it_slider id=”1″]

Santiago, 6 de Marzo de 2017

Assalamu ‘alaikum wa Rahmatullâhi wa Barakatuh

A nuestra Comunidad:

En relación a los devastadores incendios ocurridos en Enero pasado, de los cuales todos nuestros hermanos y hermanas estuvieron muy preocupados por la condición de nuestros hermanos de las zonas afectadas, y luego de constatar que ninguno de los hermanos o hermanas de nuestra Comunidad Musulmana sufrieron por los efectos de esta catástrofe. Como en otras ocasiones, nos hemos propuesto organizar la forma de ir en ayuda directa de las familias y personas que perdieron sus hogares o bienes consumidos por el fuego. Es así que el Centro Islámico de Chile convocó a nuestra Comunidad Musulmana para reunir una ayuda solidaria dentro de las capacidades y el tiempo que Allah Altísimo nos permitió.

Con el Inmenso Favor de Allâh y Su Barakah se logró reunir entre algunos hermanos de Santiago e Iquique y Concepción, lo necesario como para adquirir los siguiente:

A) 37 Kits de herramientas básicas para 37 familias:

  1. Guante Multipropósito
  2. Lente de protección
  3. Rodillo de fibra
  4. Set 3 brochas
  5. 1 Kilo clavos helicoidales (techo)
  6. Alicate Universal
  7. Martillo carpintero
  8. Caja herramientas
  9. 1 Kilo grapas
  10. Huincha de medir
  11. Set 4 atornilladores
  12. Caimán curvo
  13. Serrucho profesional
  14. 2 kilos clavos 4 pulgadas
  15. 2 kilos clavos 2 ½ pulgadas

B) 50 paquetes de ropa para niños, para 50 familias.

C) 5.000 kilos de ropa de cama, en aproximadamente 400 sacos de 120 x 75 cms, para 400 familias.

Todos productos destinados a aliviar las necesidades de aproximadamente 487 familias.

La coordinación para la entrega y distribución de esta ayuda solidaria se hizo con la Municipalidad de Cauquenes y la Municipalidad de San Javier, a través de sus correspondientes Dideco (Dirección de Desarrollo Comunitario), dirigiendo cartas a los respectivos Alcaldes de cada Comuna, quienes agradecieron la ayuda y dispusieron para nosotros a su personal y recursos para distribuir en forma directa eficiente y transparentemente los productos.

El Centro Islámico de Chile preparó una yama‘ah de hermanos voluntarios de Mezquita As-Salam, Mezquita Nur Al Islam, Musalla del Centro, y Musalla de Concepción, todos motivados únicamente por ir en ayuda del necesitado, disponiendo de tiempo y sus propios recursos para entregar personalmente la ayuda y llevar a los afligidos palabras de consuelo y esperanza. Es así que a las 00:30 Hrs. del sábado 25 de Febrero emprendieron su viaje en tres vehículo, primero a la ciudad de Cauquenes en donde llegaron al tiempo del Fayr, momento en el que se reunieron con el camión procedente de la ciudad de Concepción que transportaba el mayor volumen de la ayuda (la ropa de cama). A las 08:30 Hrs. fuimos recibidos por el responsable designado por el Alcalde de Cauquenes, quien nos presentó el programa que nos tenían preparado para la repartición de la ayuda. El recorrido completo en Cauquenes requería de a lo menos 3 días completos, pero nos llevaron a un solo sector llamado El Tablón, en donde pudimos apreciar las dramáticas huellas que dejó el paso de este incendio que no perdonó tierra, árboles, animales ni viviendas. Todas las familias que visitamos en ese sector habían perdido literalmente todo lo que tenían, porque el fuego los rodeó por todos los lados. La mayoría de estas familias habían recibido recién unos días antes de nuestra visita unas viviendas de emergencia para poder cobijarse, por tanto, era muy oportuna la solidaria ayuda que la Comunidad Musulmana traía para ellos.

Dejamos la ciudad de Cauquenes agradecidos de las autoridades que nos recibieron y ayudaron, pero a la vez muy dolidos de la situación en que quedaron los habitantes de las zonas por donde el fuego pasó.

Continuamos nuestro recorrido y nos dirigimos a San Javier, siendo puntuales en el compromiso de llegar a las 14:00 Hrs. Allí nos esperaban los responsables asignados por el Alcalde para coordinar de la mejor y más eficiente manera de llegar directamente con la ayuda solidaria de la Comunidad Musulmana de Chile.

Luego de descargar los paquetes de ayuda y preparar un vehículo municipal, hicimos la oración del Dhuhr y emprendimos nuestro recorrido. Al igual que en Cauquenes el recorrido completo tomaría varios días, pero, en una muy buena coordinación con el Dideco y los dirigentes vecinales fuimos a una zona donde viven varias familias que también perdieron todo lo que tenía por causas del fuego. Como en la jornada anterior recorrimos familia por familia conversando con la gente y llevando a ellos palabras de alivio y esperanza en la Ayuda Divina. También fuimos testigos de las consecuencias del implacable fuego.

En este informe nos gustaría destacar:

  • La generosidad y disposición de ayudar sólo y únicamente por complacer a Allâh que todos los hermanos y hermanas de nuestra Comunidad manifestaron, tanto en la cooperación económica, en especies, con trabajo, tiempo, etc., de Concepción, Iquique y Santiago;
  • El agrado, interés, seriedad y respeto de las autoridades y responsables de las distintas Municipalidades con las que tomamos contacto para coordinar la entrega directa de la ayuda;
  • La solidaridad de terceros que indirectamente se sumaron, ya sea facilitando, rebajando costos, o dando un poco más de tiempo, no siendo ellos miembros de la Comunidad Musulmana;
  • La disposición de ánimo que pudimos constatar de los damnificados en aceptar que esta es una difícil prueba, pero que con paciencia, esperanza y trabajo pronto saldrán adelante, con la Ayuda de Allâh;
  • El grupo de 13 hermanos que dieron de su tiempo recursos y esfuerzo para entregar la ayuda solidaria a los necesitados con una permanente sonrisa y una palabra de aliento;

Queremos que nuestra Comunidad Musulmana sepa que por cada sonrisa, abrazo o palabras de ánimo que dimos, estaban representados todos y cada uno de nuestro hermanos y hermanas Musulmanes de nuestro país.

Agradecemos a Allâh Altísimo por permitirnos personificar y ser ejemplo vivo de lo que Él señala en Su Libro Sagrado, cuando dice: “Sois la mejor comunidad que se ha hecho surgir para (bien de) los hombres. Ordenáis lo reconocido, impedís lo reprobable y creéis en Allâh”.

Yazakumullâhu Jairan

Assalamu ‘alaikum wa Rahmatullâhi wa Barakatuh

Directorio

Centro Islámico de Chile