CÓMO SEGUIR ENFRENTANDO LOS PECADOS

Descargar PDFDescargar o leer Jutbah completa en formato PDF

Viernes 30 de Agosto de 2019
Ÿumu‘ah 29 de Dhul-Hiyyah 1440
Imam: Sh. Soud Ahmad Soud

En el Nombre de Allâh, Misericordioso, Compasivo. Alabado sea Allâh por habernos traído al Camino Recto, honrado con el Islam y guiarnos a la fe. Sus bendiciones sean con el sello de los Mensajeros y Profetas, quien transmitió el Mensaje y cumplió con lo que Allâh le encomendó, hasta que lo alcanzó la muerte por Su orden. Que las bendiciones y la paz de Allâh sean con él, su virtuosa familia y sus distinguidos compañeros.

Alabado sea Allâh, Altísimo. Suyo es el Reino y La Alabanza, y Él es quien todo lo sabe, todo lo ve.

Allâh dice en el Qurân: “¡Oh, humanos! Temed a vuestro Señor Quien os ha creado a partir de un solo ser, del que creó a su esposa e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Temed a Allah, en Cuyo nombre os reclamáis vuestros derechos, y respetad los lazos de parentesco. Por cierto, que Allah os observa.” [Sûrah An-Nisa (4), âyah 1].

Allâh dice también en el Qurân: “¡Oh, creyentes! Temed a Allah como es debido y no muráis sino sometidos a Él” [Sûrah Ali-‘Imrân (3), âyah 102].

Allâh dice también en el Qurân: “¡Oh, creyentes! Temed a Allah, y que cada alma considere cuánto ha realizado para [el Juicio de] mañana. Temed a Allah, porque Allah está bien informado de cuánto hacéis” [Sûrah Al-Hashr (59), âyah 18].

Allâh dice también en el Qurân: “¡Oh, creyentes! ¡Temed a Allah y creed en Su Mensajero! Os multiplicará así Su misericordia, os agraciará con una luz [Su guía] con la que transitaréis y os perdonará vuestros pecados. Allah es Absolvedor, Misericordioso” [Sûrah Al-Hadîd (57), âyah 28].

Allâh dice también en el Qurân: “¡Oh, creyentes! Temed a Allah, y hablad sólo con fundamento. Él hará prosperar vuestras obras y perdonará vuestros pecados. Sabed que quien obedece a Allah y a Su Mensajero obtendrá un triunfo grandioso” [Sûrah Al-Ahzâb (33), âyât 70 y 71].

Queridos hermanos y respetadas hermanas: Hablamos hace algunas semanas acerca de cómo enfrentar nuestros pecados. Mencionamos, en primer lugar, que todo hijo de Âdam es pecador, y que el mejor de entre los que pecan, es quien se arrepiente.

El Mensajero de Allah (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) nos enseñó como enfrentar los pecados y nos dejó una guía clara para poder mantenernos lo más alejados posible de lo que causa la ira de nuestro señor.

Mencionamos dos puntos: El primero era no despreciar ni mirar en menos pecado alguno. Es decir, tener presente que cualquier pecado es en realidad desobediencia a nuestro señor, Altísimo. Y el segundo, tener siempre presente que Allah nos está observando, y tomarle el peso a esto.

Hoy quería mencionar dos puntos más, que nos enseñó Allah en Su Libro, y que nos dejó Su Mensajero, el Profeta Muhammad (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) como herencia.

En cuanto al primer punto, dice Allah Altísimo en el Sagrado Qurân: “Reúnete con quienes invocan a su Señor por la mañana y por la tarde anhelando Su rostro [y complacencia]. No te apartes de ellos inclinándote por el encanto de la vida mundanal. No obedezcas a quien hemos hecho que su corazón se olvide de Nosotros, siga sus pasiones y se extralimite en sus acciones” [Sûrah Al-Kahf (18), âyah 28].

Mantener una buena compañía, como nos ordenó Allah, es un factor clave para alejarse de los pecados. El Mensajero de Allah (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) comparó al mal amigo con el soplador de la fragua: “Puede quemar tu ropa, o por lo menos sentirás cerca de él un olor desagradable. En cambio, el buen amigo es como el vendedor de almizcle. Puede que te regale un poco, o al menos sentirás de él una agradable fragancia”.

Aquel entre nosotros que haya tenido un mal amigo en esta vida, corre el riesgo de ser como Allah describió: “El inicuo morderá sus propias manos [lamentándose] y dirá: ¡Ojalá hubiera seguido el camino del Mensajero! ¡Ay de mí! ¡Ojalá no hubiera tomado por amigo a quien me apartó de la Verdad! Pues me alejó del Mensaje, luego que éste me fue transmitido. Ciertamente Satanás traiciona al hombre” [Sûrah Al-Furqân (25), âyât 27 a 29].

Dice Allah Altísimo también: “Sabed que ese día los amigos [en la incredulidad] serán enemigos unos de otros, y no así quienes hayan temido a Allah”. [Sûrah Az-Zujruf (43), 67].

El segundo punto digno para mencionar es ocupa el tiempo libre. El tiempo libre es una de las cosas que más nos llevan hacia los pecados. Ocupa tu tiempo en algo que te beneficie, ya sea lo mundano o en relativo a la Otra Vida, y da prioridad a la segunda opción.

Dice Allah en Su Libro Sagrado: “Cuando estés libre [de ocupaciones] dedícate a adorar a Allah, y confía todos tus asuntos a tu Señor” [Sûrah Ash-Sharh (94), âyât 7 y8].

Rasûlullâh (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) nos aconsejó aprovechar cinco cosas antes de otras cinco. Una de ellas es aprovechar el tiempo libre antes de la ocupación.

Es generalmente durante nuestro tiempo libre que caemos en murmurar y difundir rumores, o en mirar o escuchar lo que Allah nos prohibió.

‘Umar Ibn Al-Jattab (radiallâhu ‘anhu) solía decir: “Me desagrada ver a una persona ociosa: ni para el bien de su Dunia, ni para el bien de su Âjirah”.

Queridos hermanos y respetadas hermanas, roguemos a Allah Altísimo, para que nos conceda Su complacencia. Que nos mantenga alejados de los pecados, pequeños y grandes, los que conocemos y los que no conocemos. Que nos conceda Su Perdón, ya que es Él, y nadie más que Él quien puede perdonar. Que nos haga de aquellos que se benefician de su libro, y siguen a los Mensajeros. Somos de Allah, y a Él hemos de retornar. Retornemos con buenas obras, para ser de la gente exitosa. Amin.

Assalamu ‘alaikum wa Rahmatullâhi wa Barakâtuh