Jutbah

COMO GANAR EL DU’Â DE LOS ÁNGELES

COMO GANAR EL DU’Â DE LOS ÁNGELES

Allâh ha designado a los ángeles para estar con el ser humano desde su creación hasta que deja de existir en este mundo, es decir desde la cuna hasta la tumba, por tanto el hombre siempre está rodeado de ángeles, y ellos registran y monitorean cada acto, cada obra y cada paso del ser humano, como Allâh dice en el Qurân: “No pronuncia [el hombre] palabra alguna sin que a su lado esté presente un ángel observador que la registre” [Sûrah Qaf (50), âyah 18]; y dice también: “Hay ángeles que registran sus obras, nobles escribas que saben lo que ustedes hacen” [Sûrah Al-Infitâr (82), âyât 10 a 12].

LAS VIRTUDES DE BAITUL-MAQDIS Y MASYID AL-AQSA

LAS VIRTUDES DE BAITUL-MAQDIS Y MASYID AL-AQSA

Al-Aqsa, la Tierra Bendita bajo el entendimiento islámico, significa tierra asociada a la Barakah; la tierra sobre la cual Allâh derramó sus bendiciones espirituales y físicas y de las que toda la humanidad puede beneficiarse. La Barakah también se extiende a aquella gente que vive dentro de dicha tierra con la condición de que cumplan con las ordenes de Allâh, es decir, que sean practicantes del Islam.

Al-Aqsa ha sido honrada y glorificada por Allâh y ha derramado sus bendiciones para el beneficio, iluminación y guía de toda la humanidad.

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE RASÛLULLÂH (SAW)

LOS ÚLTIMOS DÍAS DE RASÛLULLÂH (SAW)

Dice Allâh Subhânahu wa Ta‘âla dice el Qurân: “Muhammad no es sino un enviado, antes del cual han pasado otros enviados. ¿Si, pues, muriera o le mataran, ؟ibais a volveros atrás? Quien se vuelva atrás no causará ningún daño A Allâh. Y Allâh retribuirá a los agradecidos” [Sûrah Ali ‘Imrân (3), âyah 144]; y dice también: “Quien obedezca a Allâh y al Mensajero, ésos estarán junto a los que Allâh ha favorecido: los profetas, los veraces, los que murieron dando testimonio y los justos. ¡Y qué excelentes compañeros!” [Sûrah An-Nisâ (4), âyah 69].

EL PROFETA MUHAMMAD (SAW) UNA MISERICORDIA PARA LOS MUNDOS

EL PROFETA MUHAMMAD (SAW) UNA MISERICORDIA PARA LOS MUNDOS

Hermanos y hermanas, la Jutbah de hoy no podía tratar acerca de otro tema que acerca de nuestro querido Profeta Muhammad (sallallâhu ‘alaihi wa sallam), una misericordia para todos los mundos:

Siempre, los musulmanes en todo el mundo suelen hablar sobre nuestro Profeta Muhammad (sallallâhu ‘alaihi wa sallam), especialmente en este mes de Rabi‘ûl-Auwal, cuando recordamos la historia de su nacimiento, vida y muerte. Por eso, dice Allâh en el Sagrado Qurân: “Y no te hemos enviado sino como misericordia para todos los mundos” [Sûrah Al-Anbiâ (21), âyah 107].

LOS JÓVENES ALREDEDOR DEL PROFETA MUHAMMAD (SAW)

LOS JÓVENES ALREDEDOR DEL PROFETA MUHAMMAD (SAW)

En el Qurân podemos encontrar muchos y episodios relacionados con jóvenes que fueron bendecidos por Allâh. Dice Allâh: “Nosotros vamos a contarte su historia con la verdad: Eran unos jóvenes que creían en su Señor y los habíamos acrecentado en guía. Y habíamos puesto firmeza en sus corazones, de manera que se levantaron y dijeron: Nuestro Señor es el Señor de los cielos y de la tierra, no invocaremos aparte de Él a ningún dios pues si lo hiciéramos estaríamos diciendo algo falso. Estos, nuestra gente, han tomado dioses fuera de El a pesar de que no les aportan un poder claro. ¿Quién es más injusto que quien inventa mentiras contra Allâh?” [Sûrah Al-Kahf (18), âyât 13 a 15].

LOS QUE SON DESCONOCIDOS EN LA TIERRA, PERO MUY CONOCIDOS EN LOS CIELOS

LOS QUE SON DESCONOCIDOS EN LA TIERRA, PERO MUY CONOCIDOS EN LOS CIELOS

Cada musulmán y musulmana debe preocuparse de ser más conocido en los cielos que en la tierra, más conocidos por Allâh y sus ángeles, porque en ello radica el honor verdadero, el éxito grandioso y la aceptación de las buenas acciones. Allâh dice en el Qurân: “Los amigos cercanos de Allâh no han de temer ni estarán tristes, porque creyeron y fueron piadosos. Ellos recibirán la albricia en esta vida y en la otra. La promesa de Allâh es inalterable. Ese es el éxito grandioso” [Sûrah Yûnus (10), âyât 62 a 64]. Y dice también: “A los que niegan la verdad los seduce la vida mundanal, y [por eso] se burlan de [la pobreza de] los creyentes; pero los que temen a Allâh [en este mundo] estarán sobre ellos el Día de la Resurrección, y Dios provee a quien desea sin límite” [Sûrah Al-Baqarah (2), âyah 212].

Por otro lado, narró Abû Hurairah (radiallâhu ‘anhu) que Rasûlullâh (sallallâhu ‘alaihi wa sallam) dijo: “Allâh no observa vuestro cuerpo ni vuestra apariencia, sino que observa vuestros corazones y vuestras obras”. [Muslim].